lunes, 14 de septiembre de 2020

El rostro

Quiso apartarse de los problemas. Después de mucho pensarlo se propuso desaparecer, pero tenía el rostro más conocido del mundo.

martes, 8 de septiembre de 2020

Gracia natural


Voló encima de ella, igual que un ave rapaz, observándola en sus más secretos lugares. Ella, apenas un ave aprendiendo a volar, deseó en lo profundo de su ser que su cuerpo resultara vencido, a pesar de su gracia natural. 

Se vio caer del sauce llorón contra un afilado puñal en la hierba. Gimió algo dulce, pero brutal. Un perfume de flores salvajes lo inundó todo. Fue cuando una garra, prensándola por el cuello y estrechándola toda contra él le puso su fuerza de fuego en la entrepierna y la elevó del suelo para salir huyendo, allá en la esquina de su despertar.

jueves, 27 de agosto de 2020

Los ojos del misterio

 



Será un día muy largo.

Me duelen los pies. No creo que pueda caminar más. Si hubiese un pueblo cerca...

No podemos ir a ningún pueblo.

Sí, es cierto, pero si hay un pueblo es porque hay colonos por los alrededores.

Oye, Roy, todo está muy silencioso por estas colinas.

No te preocupes, por estos parajes el silencio es el grito más fuerte.

Vamos, sigamos caminando, pronto oscurecerá.

La noche tiene revelaciones que el día ignora. Hay que mirar a los ojos del misterio.

...

Roy miró a Bob. Uno de los aguaciles estaba inclinado sobre él. Roy escuchó que se volvía hacia el hombre que estaba a su lado y le decía:

Está muerto. 

Entonces Roy comenzó a reir. Lo hacía con histeria, y por su cara corrían sucias y cálidas sus lágrimas.

martes, 18 de agosto de 2020

El caminante

 

Edward Much


Una noche de agosto, un hombre llamado Leonardo sale a caminar, como lo ha hecho los últimos diez años de su vida. Cuando está a punto de llegar a su casa, es interceptado por la luz y la sirena de una patrulla policial. Desde un parlante una voz metálica lo increpa y lo obliga a levantar las manos, con la amenaza de disparar si no obedece. Acto seguido sigue un interrogatorio donde nos enteramos de que Leonardo no tiene televisión, es soltero y es escritor —a cuya respuesta el policía escribe: «Sin profesión alguna»—, sólo camina de noche por el placer de hacerlo. 

Leonardo es obligado a subir a la patrulla. Ante su pregunta de a dónde lo conducen, obtiene la única respuesta proporcionada por el representante de la Ley: «Al psiquiátrico, pues eres una amenaza para la sociedad que basa el bienestar de la comunidad en tener una o varias televisiones planas, gozar de una persiana de programas favoritos y permanecer atado a unos audífonos con el propósito de hacer del olvido y la ignorancia una forma fácil de felicidad.

martes, 4 de agosto de 2020

Entre canciones y frases


Escribe de noche a pesar de que la luna tiene las manos frías, lo cual es tan misterioso como un gato mirándola en silencio porque no se fía de su memoria.