sábado, 20 de junio de 2020

Yo


Se acercó al espejo de los enigmas. Otro lo observaba. ¿Era el mismo que lo seguía siempre? Acabó por descubrirlo, era su yo como un sano elogio a la humildad.

6 comentarios:

  1. En nuestros recuerdos siempre somos mejores de lo que somos en la realidad.

    Saludos,

    J.

    ResponderBorrar
  2. Gran descubrimiento, ese elogio a la humildad.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Más que autodescubrimiento, es el polvo para poder descubrirse, a decir de Gandhi.
      Otro abrazo.

      Borrar
  3. Eso se conoce como autoficción.
    Saludos.

    ResponderBorrar
  4. La vanidad tiene su contrapartida, pero los espejos engañan muchas veces :-)

    Un abrazo que te llegue

    ResponderBorrar
  5. Estoy de acuerdo contigo, los espejos engañan varias veces.
    El problema es cuando no lo reconocemos.
    Saludos te dejo.

    ResponderBorrar