sábado, 29 de enero de 2022

Recordatorio

 



En otros tiempos, era de espíritu andariego y aventurero. Tan solo se apeaba del caballo para buscar un lugar discreto donde pudiera aliviar la vejiga o estirar las piernas con tal de continuar el camino silbando en solitario. En ese entonces, los caminos eran tan solo modos de viaje, nunca su destino, mientras que sus recuerdos eran lo andado por él.

Hoy por hoy, al viejo Antonio le gusta fumar sentado en la penumbra del patio de su rancho y, en medio del silencio, seguirle el rastro a la noche al caer. Pero entre las sombras se confunde, es cuando comienza a odiar a las personas con quienes no tuvo compasión. Sus víctimas son el recordatorio perpetuo de los remordimientos que nunca pudo matar.

11 comentarios:

  1. Al final la conciencia se revela.

    Un saludo.

    ResponderBorrar
  2. Bien conocido es aquello de que la conciencia es, a la vez, testigo, fiscal y juez.
    Un saludo te dejo.

    ResponderBorrar
  3. Si se tienen remordimientos, mejor abstenerse de algunos actos.
    Bien contado.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me parece que si se tiene el síndrome de abstinencia, eso es tan intolerable como hacer.
      Saludos.

      Borrar
  4. Si su unica ocupación es esperar la noche, para recibir la visita de los remordimientos, podría escoger otra víctima, y escogerla bien, una que no tenga más noches.
    Saludosss Guillermo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Lo que podría decirse es que el viejo se apoya en sus recuerdos y acepta sin reproche sus propias quejas.
      Saludos Gabi.

      Borrar
  5. Los caminos se tornan recuerdos muy rápidamente...

    Saludos,
    J.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Maestro qué bueno que esté de vuelta por estas latitudes. Gracias por su comentario.
      Saludos.

      Borrar
  6. Ains de esos recuerdos que no te dejan dormir.

    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  7. Un abrazo como el tuyo tal vez no me deje conciliar el sueño.
    Saludos.

    ResponderBorrar
  8. Si sigue así va a terminar insomne e insomne por siempre, incapaz de conciliar nada.

    ResponderBorrar