sábado, 20 de marzo de 2021

Desierto




Un desierto es un lugar sin expectativas, le insistió su padre. 

Pero, siento que él me llama para encontrarme a sí misma, le rebatió con voz suplicante la joven.

O será para perderte, rabió de nuevo el viejo.

Padre, tú mismo me dijiste que es un lugar hermoso, donde se esconde el recuerdo del agua.

Hija no puedes pretender ir al desierto porque has soñado con un oasis…

Padre, esta vez no te haré caso. Siempre me ha gustado el desierto. Muchas voces han repetido hasta la saciedad que, al sentarse en una duna no se ve nada, no se oye nada. Sin embargo, a través del silencio algo palpita y brilla.

¿Dime con exactitud, de qué estás hablando?, le interrogó de nuevo el hombre.

Es algo inexpresable en palabras, y de hecho en el pensamiento, se aventuró a contestar ella.

Por las palabras de la joven, el viejo suspiró al darse cuenta que el desierto se había burlado de él, un veterano cartógrafo.

14 comentarios:

  1. Bom dia meu amigo Guillermo, acho que todos já passamos por algum deserto em nossa vida.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es amigo, hay muchos episodios que nos dejan desiertos y desconciertos.
      Saludos.

      Borrar
  2. El desierto tiene una llama que subyuga.

    Un saludo.

    ResponderBorrar
  3. Interesante apreciación Alfred, poética además.
    Saludos.

    ResponderBorrar
  4. Una posible venganza contra quien se atrevió a conocerlo, revelando ese conocimiento como cartografo.

    Saludos.

    ResponderBorrar
  5. Según tus palabras podría pensarse que la confidencia descubre quién era o no digno de él.
    Saludos amigo.

    ResponderBorrar
  6. L belleza del deserto es innegable, y los trampantojos que se creen ver. Así ese padre, tal vez ni estaba :-)

    Un abrazo enorme, amigo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. En efecto, en ciertos oasis el desierto es un espejismo (M Benedetti)
      Un saludo caluroso bajo el rigor de las lluvias tropicales.

      Borrar
  7. el desierto físico (no el emocional) debe ser algo impactante (dice uno que no lo conoce) sobre todo para un urbanista, por el silencio obviamente, Toda esa inmensidad sin nada ni nadie para estropear el penetrante silencio. en los pueblos interiores, de noche, puede sentirse algo parecido,
    Saludos guillermo

    ResponderBorrar
  8. Sí amigo, hay faros de angustia física que resultan ser un misterio para quienes vivimos "confortablemente" en las ciudades.
    Mi saludo y agradecimiento por tu intervención.

    ResponderBorrar
  9. El desierto siempre triunfa.

    Me recordó la frase de Matrix "bienvenido al desierto de lo real".

    Saludos,

    J.

    ResponderBorrar
  10. Recuerdo ese sarcástico saludo de bienvenida de Morpheus.
    Saludos y gracias.

    ResponderBorrar
  11. Desierto y océano son sinónimos: en ambos te terminas muriendo de sed aunque alcances la iluminación.

    Va un abrazo.

    ResponderBorrar
  12. O sea que las piedras en el camino son pasos a un destino.
    Te dejo mi saludo.

    ResponderBorrar