sábado, 18 de enero de 2020

2. Sobre obras, títulos y otras insinuaciones.



6. 
Después de la muerte de aquel desconocido siguió siendo difícil comprender su llegada inesperada de la nada. Con tan solo recordarlo todo se confundía en un mismo sufrimiento; y, en vez de desviar su pensamiento, lo fijaban más hasta alcanzar el dolor, esa araña silenciosa, que tejía su tela en la sombra de sus corazones.

7.

Cumplía con su tarea cotidiana como un caballo de noria que da vueltas con los ojos vendados, sin saber que el horizonte, está en los ojos y no en la realidad.

8.
Si no levantas los ojos, creerás que eres el punto más alto, le dijo el maestro antes de extender sus alas.

9.
¿A quién le vas a creer?, ¿a mí, o a sus propios ojos?, preguntó la recién aparecida.

10.
Algunas personas sólo guiñan un ojo para poder tantear mejor, porque la nariz está mal colocada entre el beso y los labios.


14 comentarios:

  1. Muy buenos todos. La aparecida me encantó :-)

    Un abrazo desde este lado del mar.

    ResponderBorrar
  2. Un abrazo amigo y literario también para ti.

    ResponderBorrar
  3. Mejor no creer en nadie, luego te lo cambian todo.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¿No es demasiado tu escepticismo, amigo Alfred?
      en fin, un abrazo lleno de optimismo.

      Borrar
  4. Sugestivas, misteriosas, mañosas y mágicas frases.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  5. Podríamos decir que así es el juego de la vida.¿No crees?
    Un abrazo para ti.

    ResponderBorrar
  6. Creo que la química tiene mucho que ver con la facilidad para colocar la nariz en un beso...

    "Veo" que la mirada y los ojos te han estado inspirando. Muy interesante

    Un abrazo

    ResponderBorrar
  7. Los maestros como los del punto 8 son los que realmente valen la pena tener.

    Para el resto sólo queda el olvido.

    Saludos,

    J.

    ResponderBorrar
  8. Todas las frases muy buenas pero la de la nariz me a recordado a un vecino narizón..... Saludos amigo Guillermo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Siempre tenemos razones para evocar, reír o descalificar según el caso o asunto.
      Sin embargo, no te veo debajo de esa gran nariz.
      Saludos cariñosos.

      Borrar
  9. Buenísimo el consejo del maestro. Un golpe certero al ego.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Julio, me alegre que hayas apuntado al ego.
      te mando un abrazo.

      Borrar
  10. Apreciada Alís, yo también creo y veo que tienes la razón. Además son de mucho interés tus comentarios. Gracias. Un abrazo.

    ResponderBorrar