lunes, 14 de septiembre de 2020

El rostro

Quiso apartarse de los problemas. Después de mucho pensarlo se propuso desaparecer, pero tenía el rostro más conocido del mundo.

16 comentarios:

  1. uf, peligros e inconvenientes de la fama

    Un abrazo, amigo

    ResponderBorrar
  2. Por algo el exceso de fama es una difamación, dijo Ramón Gómez de la Serna.
    Mi abrazo desde el Pacífico.

    ResponderBorrar
  3. Gran dificultad para desaparecer con un rostro tan conocido. ;
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  4. Así no hay manera ;)
    Un abrazo, amigo.

    ResponderBorrar
  5. Este de la foto, igual apagando el sol que tiene detrás, los rasgos habrían salido más definidos, pero así, sí que es famoso. Un humano, sin duda...
    Saludosss

    ResponderBorrar
  6. Todos ya lo miran aunque intente escapar, definida la figura de lo que es y del millar que ya lo conocen.

    Saludos profesor.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Estimado Onar muchas gracias por tu presencia y comentario.
      Un abrazo.

      Borrar
  7. Me recuerda a los "cara de nada", que no tienen cómo ser reconocidos de otros.

    Va un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Interesante saber quienes son. ¿Por casualidad serán allegados a los ninguneados?
      Saludos.

      Borrar
  8. Difícil pasar "piola" (como dicen aquí) cuando todos te conocen. O cómo no hay modo de ocultarse de uno mismo.

    Un abrazo

    ResponderBorrar
  9. Estimada Alís, ese es el precio de la fama, como dicen las celebridades del séptimo arte.
    Mi saludo te dejo.

    ResponderBorrar
  10. Boa noite meu querido amigo Guillermo. Parabéns pelo texto.

    ResponderBorrar
  11. Todo pasa factura, el ser famoso también.
    SAludos.

    ResponderBorrar
  12. Tarde se dio cuenta que él era problema.

    Saludos,

    J.

    ResponderBorrar